hogar

Las diez claves de un hogar feliz

Hola de nuevo¡¡

Pues ya nos acercamos al final del mes de Agosto y es hora de empezar a calentar motores para volver a la rutina ¿no?

Bueno vamos a empezar despacito, conociendo por fin 5 de esas 10 claves de las que te hablaba la semana pasada para conseguir en nuestra casa ese ambiente hygge, ese sentimiento que nos ayudaron a sentir Luis y Anabel con su relato y que ya tenemos clarisimo que es como nos queremos sentir en nuestro hogar.

Pues no se hable mas, comenzamos:

Primera clave de un hogar feliz.

1º Hay que comenzar con tener el “espíritu hygge”, respirar hondo y desconectarse.

Deja en la puerta el móvil, Tablet, reloj, no enciendas la tele, en definitiva, todos esos aparatos electrónicos de los que tanto dependemos para relacionarnos, una vez en casa olvídalos y empieza a conectar contigo.

Segunda clave para un hogar feliz

2º.- Para ganar fuerza y afianzarlo, apóyate en la iluminación natural.

 Cuando se dispone de una vivienda en la que entra luz a raudales, ésta opción la tienes solventada, en este caso lo que hay que controlar es la cuantía de claridad que queremos tener.

Anabel, para corregir la entrada de luz a su gusto, recurrió a diferentes elementos textiles, estores o visillos siempre de tonos muy claros, para que no se interpongan con la luz, sino para tamizarla y así disfrutar de ella en su totalidad.

 En el caso de que tu casa sea el contrario y no entre tanta luz, tendrás que potenciar de la que dispongas lo máximo posible, para ello, un consejillo es recurrir a los colores claros en todos los elementos estructurales, paredes, vigas, suelos; de esa manera la luz será rebotada y distribuida por todo el espacio.

 Un recurso muy bueno es poner una ventana ficticia que esté retro iluminada, decórala con un estor translúcido, verás que sensación de amplitud e iluminación natural se consigue.

Tercera clave para un hogar feliz

3º.- Para reafirmarlo, cuando la luna ya ha salido, apóyate en iluminación puntual, estudia bien su colocación para que sea fácil su encendido y aprovecha para resaltar aquellos detalles que más te apetezcan; el ambiente que se consigue es casi bucólico y si quieres conseguir ese punto íntimo, recurre a las velas, repártelas por donde te parezca.

Cuarta clave de un hogar feliz.

4º.- El mobiliario apoyará mucho a la iluminación y para sentirte cómoda y tranquila con él, elige su acabado natural, maderas claras, desgastadas o pintadas.

En el caso de que tus muebles sean acabados en cerezo, vengue o en general tonos oscuros y no cuentas con un presupuesto amplio, puedo aconsejarte que los pintes.

Es una opción mucho más económica y entretenida.

Puedes jugar con poner papel a los cajones o en las traseras o incorporar detalles como pomos divertidos, de ese modo serán únicos.

Y vamos con la quinta y última clave de hoy 😉

5º.- Impregna el ambiente de buenos momentos. A la hora de poner los detalles decorativos, es mejor seleccionarlos poco a poco, solos o mucho mejor en pareja, así sabréis que la decisión es la correcta.

Recordar que son decoraciones que no recargan el ambiente para que la visión de la estancia sea relajada y limpia de obstáculos.


¿ Que te ha parecido? Deseando ponerte en marcha con tu casa hygge ¿verdad?

Puedes ir empezando pero tenemos que vernos la semana que viene para terminar este camino tan bonito que hemos comenzado.

Que pases una semana estupenda.

Besazo 😉